ARTICULACIONES

Las articulaciones son los puntos de unión que existen entre los huesos del cuerpo, como las rodillas, la cadera, los codos o los hombres. Son las que le dan elasticidad y flexibilidad al cuerpo.
Clasificación

Las articulaciones se pueden clasificar de dos maneras. Por su estructura:

• Fibrosa.
• Cartilaginosa.
• Sinovial.

Por la función que desempeñan, puede clasificarse en:

• Sinartrosis: articulaciones que no tienen movimiento.
• Anfiartrosis: articulaciones que tienen movimiento muy limitado o escaso. Compuestas de cartílago elástico.
• Diartrosis: articulaciones con mayor amplitud de movimiento. Son las que más abundan en el cuerpo.
Padecimientos

Las articulaciones pueden dañarse por lesiones de uso o enfermedades. La artritis ocurre cuando existe inflamación en una o más articulaciones. Con el tiempo, las articulaciones afectadas pueden dañarse.
La bursitis es la inflamación de la bolsa de líquido que protege la articulación. También pueden existir dislocaciones que sacan los huesos de sus lugares.

Si el cuerpo no se acostumbra, las articulaciones pueden llegar a ser poco flexibles y limitar el movimiento de ciertas personas. Esta flexibilidad puede desarrollarse mediante los ejercicios de estiramiento combinados con suplementos vitamínicos y productos dietarios.

Artritis

La artritis es la enfermedad de las articulaciones más común. Sucede cuando estas se inflaman, causando dolor, rigidez y poca capacidad de movimiento. Debido a esto, el cartílago que permite la amortiguación de los movimientos se va degradando.
Existen más de cien tipos de artritis, dentro de las cuales destacan:

• Artritis reumatoide.
• Osteoartritis.

Tratamientos

Existen numerosos tratamientos para mejorar la flexibilidad de las articulaciones o aliviar el dolor y la inflamación en ellas. Un programa de ejercicios enfocado en las articulaciones puede incluir:

• Actividad aeróbica de bajo impacto, como caminar.
• Ejercicios de rango de movimiento para mejorar la flexibilidad.
• Ejercicios para tonificar la masa muscular.

Los productos dietarios son muy beneficiosos a la hora de proteger las articulaciones. La glucosamina es uno de los mejores suplementos para articulaciones y tendones. Es un componente que el cuerpo produce naturalmente y que se aloja alrededor de las articulaciones. Su función es servir de soporte al cartílago.
La condroitina es un componente del cartílago que sirve como amortiguador a las articulaciones. El suplemento de condroitina se extrae generalmente de cartílagos de animal, como el tiburón, el cual funciona igual que el cartílago humano.

Otros suplementos que ayudan a proteger las articulaciones son: MSM (metil sulfonil metano), el ácido hialurónico y el colágeno.

Los suplementos vitamínicos pueden ser efectivos para ayudar a proteger las articulaciones y mejorar su capacidad de movimiento. La vitamina C estimula la producción de colágeno. La vitamina D participa en la síntesis de elementos importantes para las articulaciones. La vitamina E mejora la protección del cartílago.

Los productos naturistas que contienen minerales como selenio, zinc, cobre, manganeso y ácidos grasos poliinsaturados son de gran ayuda, ya que estos elementos están implicados en la producción del colágeno.

Recuerda que si estás teniendo problemas con tus articulaciones, en tiendasuplementos podrás encontrar todos los productos naturistas, suplementos dietarios y vitamínicos que necesitas. Ya sea que te estés sometiendo a ejercicio de alto impacto o que sufres de alguna inflamación, todo lo necesario lo podrás encontrar aquí.

No se encontraron productos que concuerden con la selección.