CIRCULACION

El aparato circulatorio es el sistema encargado de conducir y hacer circular la sangre por el cuerpo. Está compuesto por el sistema cardiovascular y el sistema linfático. El sistema cardiovascular consiste en el corazón, los vasos sanguíneos y la sangre.

La circulación sanguínea tiene como objetivo el llevar oxígeno y nutrientes a todas las células del organismo. El corazón es quien la activa, funcionando como una especie de bomba.

Composición

El aparato circulatorio se compone del sistema cardiovascular y el linfático. El sistema cardiovascular consiste en:

• Corazón, encargado de bombear la sangre a todas las células del cuerpo.

• Vasos sanguíneos, compuesto por arterias, venas y capilares.
• Sangre, hecha de plasma y células sanguíneas.

El sistema linfático se compone de:

• Vasos linfáticos.
• Ganglios.
• Órganos linfáticos, que son el bazo y el timo.
• Médula ósea.
• Tejidos linfáticos.
• Linfa.

Enfermedades

Los problemas del sistema circulatorio son extensísimos y abarcan toda una gama de enfermedades de todo el cuerpo. Los más comunes son los relacionados con el sistema cardiovascular, y pueden llegar a ser muy graves. Los factores que pueden contribuir al desarrollo de una enfermedad cardiovascular son:

• Antecedentes familiares.
• Embarazo.
• Largos períodos de estar de pie o sentado.
• Fumar.
• Obesidad.

Entre las enfermedades que pueden afectar al sistema cardiovascular se encuentran:

• Aneurisma.
• Accidente cerebro vascular.
• Insuficiencia cardíaca.
• Infarto de miocardio.
• Hipertensión.

El sistema circulatorio trabaja como una red de autopistas conectando todo el cuerpo para distribuir más de cinco litros de sangre a través de él. Y como las carreteras, necesitan mantenimiento o pueden obstruirse y causar problemas.

Una persona con mala circulación recibe una cantidad insuficiente de sangre en algunas partes del cuerpo. También se puede ir acumulando placa en nuestros vasos sanguíneos obstruyendo la libre circulación de la sangre.

Síntomas

Los síntomas de una mala circulación aparecen ya cuando el problema está muy extendido, e incluyen:

• Úlceras en las piernas.
• Hinchazón.
• Piel decolorada.
• Várices.
• Pérdida de cabello y uñas débiles.
• Manos y pies fríos.
• Agotamiento.
• Adormecimiento de las extremidades.

Causas

Las causas de una mala circulación pueden ser:

• Niveles altos de colesterol.
• Consumo pobre de alimentos con fibra.
• Consumo elevado de alimentos muy salados.
• Poco consumo de líquidos.

Tratamiento

El tratamiento para mejorar la circulación es muy variado, pues va desde los masajes hasta el cambio de vida e inclusión de suplementos vitamínicos y productos dietarios que ayuden a mejorar la afección.

Los masajes con crema pueden reducir notablemente los problemas circulatorios. También el consumo de alimentos o productos naturistas que bajen la presión arterial, tales como espinacas, apio, semillas de girasol, banana, soja, papas, aguacate, pescado y críticos.

Puedes incluir en tu dieta productos naturistas que contengan extractos de estos alimentos, así como pimienta de cayena, té rojo y té verde. Los suplementos vitamínicos también pueden ayudar a mejorar la circulación. Busca aquellos que contengan vitamina E y Omega 3.

Los suplementos dietarios que contienen arginina, antioxidantes o ginko biloba son especialmente efectivos para mejorar la circulación de la sangre y el sistema cardiovascular en general.
Recuerda que si estás experimentando problemas con la circulación sanguínea, en tiendasuplementos podrás encontrar los mejores tratamientos que te ayuden a mejorar tu sistema circulatorio y a combatir la mala circulación de la sangre.

Mostrando el único resultado