HIPERTENSIÓN

La hipertensión es la elevación de la presión sanguínea en las arterias. Se le llama presión arterial a la fuerza ejercida por la sangre a las paredes de las arterias. Cuando esta presión incrementa, se presenta la enfermedad crónica conocida como hipertensión.
Una presión arterial normal es menor a 120/80mm Hg. La presión arterial alta o hipertensión sucede cuando la presión es de 140/90mm Hg. Cuando la presión es mayor a 120/80mm Hg, pero menor a 140/90mm Hg, se le llama prehipertensión.

Causas

Muchos factores pueden favorecer el aumento de la presión arterial. Entre los elementos detonantes se encuentran:
• Obesidad y sobrepeso.
• Vida sedentaria.
• Consumo elevado de sal.
• Tabaquismo y consumo excesivo de alcohol.
• Estrés.

Se es más propenso a sufrir de hipertensión si uno cumple con alguno de los siguientes factores:
• Tiene antecedentes familiares de hipertensión.

• Es afroamericano.
• Es adulto mayor o anciano.
• Sufre de apnea del sueño (ronca).

La deficiencia de potasio y vitamina D pueden desencadenar la hipertensión. El potasio juega un papel importante en el balance celular del sodio. La vitamina D está relacionada con la producción de una enzima en los riñones. Es por ello que se recomienda el consumo de suplementos vitamínicos en muchos tratamientos para la hipertensión.

Síntomas

La hipertensión arterial no presenta síntomas en la mayoría de los casos y se detecta al visitar a un médico. Existe un tipo de hipertensión, la hipertensión maligna, que es una forma de presión arterial peligrosamente elevada. Los síntomas de la hipertensión maligna incluyen:
• Fuertes dolores de cabeza.
• Problemas visuales.
• Náuseas o vómitos.
• Confusión.
• Sangrado nasal.

Tratamiento

El tratamiento para la hipertensión debe establecerse junto con un profesional de la salud. Generalmente se trata con medicamentos comerciales de variados tipos, entre los que se incluyen:
• Diuréticos. Ayudan a los riñones a eliminar la sal.
• Betabloqueadores. Disminuyen la rapidez de las palpitaciones del corazón.
• Inhibidores IECA. Relajan los vasos sanguíneos.
• Bloqueadores BRA. Relajan los vasos sanguíneos.
• Bloqueadores de canales de calcio. Impiden la entrada de calcio en las células, lo que relaja los vasos sanguíneos.

Estos medicamentos pueden tener efectos secundarios muy fuertes, por lo que se debe siempre consultar con un médico y optar por productos naturistas si se padece de prehipertensión. Los efectos secundarios incluyen:

• Tos.
• Diarrea o estreñimiento.
• Vértigo.
• Náuseas o vómitos.
• Dolor de cabeza.

Si usted sufre de prehipertensión, un cambio en su estilo de vida puede ser lo que necesita para mejorar su condición. Estos cambios incluyen una dieta combinada con productos dietarios que ayuden a bajar la presión arterial. Se debe también bajar el peso corporal y el consumo de sodio.

Utilice productos naturistas que contengan omega 3, té rojo y verde, cacao y ajo. También productos dietarios con arginina y coenzima Q10. Los suplementos vitamínicos con vitamina C, D y calcio también pueden ser efectivos en la reducción de la presión arterial.

Si sufres de prehipertensión y estás buscando un tratamiento que te ayude a prevenir el desarrollo de la hipertensión en un futuro, en tiendasuplementos encontrarás los mejores productos naturales y comerciales para ayudarte a bajar tu presión arterial.

No se encontraron productos que concuerden con la selección.