INSOMNIO

El insomnio es la dificultad para conciliar el sueño o permanecer dormido. Se puede manifestar como un problema para iniciar el sueño, para mantenerse dormido o para dormir hasta la hora planeada. Es así que la persona que padece insomnio puede:

• Tener problemas para conciliar el sueño (insomnio inicial).

• Despertarse frecuentemente durante la noche (insomnio intermedio).

• Despertarse muy temprano, mucho antes de la hora planeada (insomnio terminal).

Clasificación.

Existen varias maneras de clasificar el insomnio, según sus causas, duración, severidad o por el tiempo u horario.

• Según sus causas:

o Primario: Lo que provoca el insomnio no son otros padecimientos y no pueden ser determinadas las causas. o Secundario: Aparece como consecuencia de enfermedades y padecimientos determinados, como enfermedades, trastornos mentales, uso de sustancias estimulantes o depresoras o problemas ambientales o sociales.

• Según su duración:

o Transitorio o agudo: Menos de cuatro semanas. o Subagudo: Menos de seis meses. o Crónico: Más de seis meses.

• Según su severidad:

o Leve o ligero: Mínimo deterioro de la calidad de vida. o Moderado: Comienzan a surgir síntomas de deterioro en la calidad de vida. o Severo o grave: Los síntomas son muy intensos y afectar en gran manera la calidad de vida.

Según su horario:

o Inicial: Dificultad para conciliar el sueño. o Intermedio: Dificultad para mantenerse dormido, se despierta múltiples veces. o Terminal: Se despierta mucho antes de la hora planeada.

Causas

Existen muchos factores que pueden dar origen al insomnio, entre estos:

• Estrés debido a diversos problemas.

• Condiciones físicas del sitio de descanso que dificulten el sueño, como contaminación sónica, lumínica, entre otros.

• Malos hábitos del sueño.

• Consumo de sustancias estimulantes del sistema nervioso, como té, café y bebidas con cafeína, tabaco y drogas estimulantes.

• Abstinencia de sustancias depresoras del sistema nervioso, como el alcohol, medicamentos, cannabis, entre otros.

• Trastorno de estrés post-traumático.

• Ansiedad.

Consecuencias

El insomnio tiene graves consecuencias en la salud, ya que el organismo necesita el descanso como algo vital. Dormir es esencial para llevar a cabo múltiples funciones corporales. La falta de sueño o la baja calidad de este puede tener consecuencias como:

• Depresión.

• Somnolencia durante el día.

• Dificultad para concentrarse.

• Cansancio.

• Irritabilidad.

• Problemas con la memorización.

Tratamiento

Para combatir el insomnio se debe empezar por hacer cambios en el modo de vida y en la rutina. La cama no debe usarse más que para dormir. Si usted tiene más de media hora intentando dormir y no lo logra, salga de la cama y haga algo relajante, como tomar un baño caliente o leer un libro.

Otras medidas que se pueden tomar son:

• Evitar el alcohol, la cafeína y el tabaco.

• Reducir los ruidos, la temperatura y la luz del lugar de descanso.

• Probar terapias de relajación, meditación, etc.

• Practicar ejercicio, pero nunca antes de ir a dormir.

Ciertas vitaminas pueden causar insomnio, mientras que otras pueden propiciarlo. Utilice suplementos vitamínicos que contengan magnesio, potasio y calcio, y evite los que contengan vitaminas del complejo B. Los suplementos vitamínicos que contienen vitamina D pueden ayudar a reducir la somnolencia diurna.

Los productos dietarios pueden ayudarte a combatir el insomnio. Busca aquellos productos dietarios que contengan omega 3, levadura de cerveza y ácido fólico. Los productos naturistas que contienen melatonina (hormona del sueño) y hierbas relajantes como la valeriana pueden ayudarte a conciliar el sueño y a mantenerte dormido.

Si estás teniendo dificultades para dormir, tiendasuplementos te ofrece los mejores productos naturistas y medicamentos para ayudarte a combatir de manera efectiva el insomnio y que recuperes el control de tu propia vida.

No se encontraron productos que concuerden con la selección.