SALUD MUJER

La sexualidad femenina son todos aquellos factores que tienen que ver con la sexualidad de las mujeres en cuanto a salud y placer. Para tener una sexualidad femenina sana es necesario conocernos a nosotras mismas y la manera en que nuestro cuerpo funciona.
Aparato sexual femenino
El aparato genital femenino está compuesto de numerosos órganos internos y externos. Los órganos sexuales internos femeninos son:
• Vagina: Canal que une el útero con los órganos externos.
• Útero: El mayor de los órganos del aparato reproductor, encargado de la gestación.
• Ovarios: Dos glándulas a cada lado del útero que producen los óvulos.
• Trompas de Falopio: Tubos por los que el óvulo se desplaza desde el ovario hasta el útero.
Los órganos que componen la estructura externa del aparato sexual femenino se encuentran en la vulva. Son:
• Clítoris: Órgano erógeno femenino. La estimulación directa o indirecta del clítoris es lo que produce el orgasmo femenino en la mayoría de los casos.
• Labios genitales:
o Mayores: Externos, encargados de proteger los órganos sexuales externos.
o Menores: Se encuentran por dentro de los labios mayores, rodeando el orificio de la uretra, y la vagina.
• Vestíbulo vulvar: Área en forma de almendra que contiene seis orificios (meato de la uretra, orificio vaginal, glándulas de Bartolino y glándulas parauretrales.
• Monte de Venus: o pubis, almohadilla adiposa cubierta de vello púbico.
Trastornos
Son muchos los trastornos sexuales que puede padecer una mujer. Muchas enfermedades de origen bacteriano o viral pueden afectar los genitales femeninos. Entre estos se encuentran:
• Candidiasis. Causada por un hongo, está entre las infecciones femeninas más comunes.
• Clamidia. Bacteria que infecta la uretra y el cuello uterino.
• Vaginosis bacteriana. Representa el 60% de las infecciones vulvovaginales.
• Vaginitis por Trichomonas. Causada por el parásito que lleva ese nombre.
• Verrugas vaginales. Causadas por el Virus de Papiloma Humano o VPH.
Además de estas enfermedades, la sexualidad femenina se puede ver afectada por un cambio de libido o de apetencia sexual. La falta de deseo sexual o anafrodisia es la ausencia de todo sentimiento erótico en las personas.
Una mujer con anafrodisia podría buscar tratarse con un nuevo tratamiento llamado femigra, o viagra femenino. Pero la mayoría de los profesionales no recomienda el uso de este medicamento, principalmente porque consideran que la poca apetencia sexual no es una enfermedad.
Para aumentar la libido es posible que su médico le recomiende productos dietarios, suplementos vitamínicos y productos naturistas que aumenten la apetencia sexual o ayuden a relajar los obstáculos psicológicos que muchas veces originan este trastorno.
Los productos dietarios con ginko y hierba cuerno de cabra aumentan el flujo de sangre hacia el clítoris. El extracto de lúpulo y tribulus estimulan la producción de hormonas sexuales. También son efectivos aquellos productos naturistas con arginina, aguacate, ginseng e higos.
Pueden utilizarse suplementos vitamínicos que ayuden a aumentar la apetencia sexual. Las vitaminas que incrementan el deseo sexual son: vitaminas A, B3, B6, B12, C, E y el ácido fólico. Si quieres renovar tu salud sexual, en tiendasuplementos encontrarás los mejores productos para mejorar tu calidad de vida y que así puedas conseguir la felicidad.

No se encontraron productos que concuerden con la selección.